Publicado en Asperger, atención temprana, Autismo, Desarrollo infantil, Logopedia, Sin categoría, Terapias, Trastorno lenguaje

La Familia: un pilar fundamental en InterActúa

Ana Fuentes Martinez
Ana Fuentes Martínez. Psicóloga y Especialista en  logopedia. Co-directora de INTERACTÚA

La relación entre los profesionales de Atención Temprana y la familia, debe y tiene que basarse en la confianza y en la transparencia, una máxima que valoramos con especialidad sensibilidad en InterActúa, donde la Atención Temprana es vital. 

Soy madre y estoy contigo

Es un hecho, la incertidumbre que suele acompañar a una familia, cuando acude a un centro especializado en busca de respuestas: “algo no va bien”, “qué sucede”, “qué podemos hacer”,  son las cuestiones más comunes junto a  sentimientos encontrados y dudas que transmiten en su mirada y que como madre, “las hago mías”, a pesar de la  mucha experiencia y  años que transcurran, porque su angustia, es también la mía.

Recuerdo mis primeras entrevistas, cuando comencé a trabajar en Atención Temprana y recibía a las familias junto con sus hijos: un caos total. Lo más habitual era, que uno de los padres estuviera más preocupado entreteniendo a su hijo para que no tocase nada, se llevase algún objeto a la boca o  intentar acunarlo para tranquilizarlo y así poder mantener una conversación, muy dificil de conseguir en una sala infantil, acondicionada con juguetes.

Fueron mis inicios y pronto entendí la necesidad de realizar esa primera entrevista a solas con los padres o tutores, con el objetivo por un lado, de “sentirse escuchados” sin ningún condicionante que les impidiese expresas sus preocupaciones, emociones o  sueños de futuro y por otro lado, como profesional, para conocernos desde la importancia de  establecer un equipo.

Un camino que se hace en equipo

Para InterActúa, la base fundamental para alcanzar el éxito ante cualquier tratamiento en Atención Temprana se basa en el trabajo en equipo, que está integrado  por todas aquellas personas que estén cerca del niño desde los padres, abuelos, docentes, profesionales de atención temprana e incluso mascotas. Todos tenemos que formar un engranaje perfecto que nos permita avanzar en sintonía, con positivismo y hacia la consecución de logros.

El proceso de este camino, donde “desconocemos el destino”, comienza por la necesidad  de estas familias de un tiempo para asentar la nueva situación,  guiada en todo momento por nuestros profesionales y sintiéndose acompañadas.

Son muchas las dudas y preguntas por hacer y ya en las primeras sesiones la pregunta estrella es “cuando hablará” y ahí es cuando intentamos haceros ver que nuestras metas van a ir a corto plazo y que vamos a subir las escaleras peldaño a peldaño para no caernos, porque un traspié nos puede hacer mucho daño.

family-457235_960_720En este sentido, es muy importante que la familia adopte un papel activo, en la estimulación de su hijo. Y nuestra responsabilidad como profesionales, es dotarles de estrategias y mantener una escucha activa de sus necesidades.La mirada inicial de angustia, que nos encontrábamos en la primera entrevista, puedo decir que en las primeras sesiones se transforma.

Caminamos juntos

niñoComenzamos a jugar, comenzamos a estimular, los padres comienzan a conectar con sus hijos y comenzamos a ver un cambio en la mirada tanto del niño como de sus padres y comienzan a llegar los primeros logros.

Es un trabajo muy bonito y emocionante, por muchos niños y niñas que vea, por muchas sesiones que haga me sigo emocionando cada día.

Son muchas las familias que han pasado por “mis manos”, en sesiones que  hemos tenido de todo risas, llantos, vómitos, las primeras palabras que podían ser desde “coche” a “cocodrilo”. Temporadas buenas y temporadas malas y también malísimas,  para eso estamos los profesionales de la atención temprana, para apoyaros y ayudaros a levantaros cuando lo necesitéis. Porque si es difícil ser padre, a vosotros os lo han puesto un pelín más difícil.

hijosHace una semana dimos el alta a un niño con 10 años, que comenzó “su camino” en InterActúa, con 2 años de edad. Qué bonito fue cuando al hablar con su madre me decía un simple “GRACIAS, gracias por estar ahí, por acompañarnos y guiarnos”.

Me quedo con esas palabras, porque ese es el papel de un profesional de la atención temprana. ACOMPAÑAR Y GUIAR A LA FAMILIA.

Anuncios
Publicado en atención temprana, Desarrollo infantil, Logopedia, Sin categoría, Terapias

Motricidad Orofacial

Melani Sola Logopeda
Melani Sola Logopeda de InterActúa

“Es el área de la logopedia que aborda el estudio del Sistema Estomatognático, sus funciones y la prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento de sus disfunciones” Comité de Motricidad Orofacial da SBFa. Documento oficial 01/2001

El Sistema Estogmático

Es la combinación de todas aquellas estructuras, sistema nervioso y órganos que participan en la respiración, succión, deglución, masticación y fonoarticulación.

Lo componen: labios, lengua, dientes, músculos, huesos, articulaciones, tejidos nerviosos y nervios que controlan estas estructuras, realizando las siguientes funciones:

  • Funciones vitales: respiración, succión y deglución.
  • Funciones adquiridas: masticación y fonoarticulación.

Cómo evaluarlo

Primero se realiza una entrevista inicial donde se tiene en cuenta la anamnesis miofuncional. A continuación, se realiza un protocolo general para posibles derivaciones. Seguimos con una evaluación muscular y finalizamos con una evaluación de las funciones: respiración, succión, masticación, deglución y fonoarticulación.

El siguiente cuadro recoge qué patrones son los correctos y cuales no, para llevar a cabo una evaluación:

0001 (1)

Fono-articulación

Destacar que todas las funciones anteriores deben ser óptimas para que haya una buena fono-articulación (emisión de voz y  fenómenos relativos a la formacion de palabras). Por ejemplo, si el niño come todo triturado y presenta un hipotonía a nivel facial (cara) es probable que el niño no articule bien y presente un lenguaje ininteligible, concepto  en el que profundizaremos en próximos artículos. 

Terapia miofuncional y señales de alerta

La Terapia miofuncional es una especialidad dentro de la logopedia como respuesta a las siguientes señales de alerta que pueda presentar el bebé:

  • Duerme o está siempre con la boca abierta.
  • Ronca.
  •  Presenta hipertrofia del tejido adenoide( vegetaciones).
  • Presenta hipertrofia amígdalar( amigdalitis).
  • Presenta rinitis alérgica.
  • Presenta desviaciones de tabique o cornete.
  • Uso de chupete más tarde de los 18 meses.
  • No come alimentos sólidos.
  • Come muy despacio.
  • Hace bola con la comida.
  • No mueve la lengua al masticar.
  • Mastica en bloque.
  • Chafa el alimento con el paladar y continuamente saca la lengua al tragar.
  •  Se fatiga al comer.
  • Presenta un habla ininteligible.

 

Publicado en Desarrollo infantil, Distrofias musculares, Fisioterapia Pediátrica, Parálisis Cerebral Infantil, Sedestación, Terapias

Parálisis Cerebral. La postura en el Aula

KODAK Digital Still Camera
Natalia Escánez Martinez Fisioterapeuta de InterActúa

El tratamiento postural es el diseño de la posición que debe adoptar el niño con parálisis cerebral en las diferentes actividades cotidianas. Es elaborado por el fisioterapeuta tras una valoración estructural, del control motor y de la actividad a realizar, y siempre atiende a una regla: conseguir con la mínima ayuda la máxima función. La postura juega un papel fundamental en la adquisición de los aprendizajes en los niños. Una buena alineación y simetría contribuyen a un mejor control postural y a su vez a crear un estado de alerta adecuado que permita la integración de toda la información que recibe en el aula, pero también en su día a día.

Cada niño es único, sus necesidades varían, y los profesionales que trabajamos con ellos somos los responsables de encontrar la mejor posición para cada uno.  Para ello, utilizamos mesas y sillas adaptadas y dispositivos ortopédicos como bipedestadores, adaptamos mobiliario o fabricamos asientos de gomaespuma que asegura la mejor posición en las diferentes situaciones que se dan durante la jornada de colegio: asamblea, actividades en mesa, alimentación, cambios posturales, horas de juego y tiempo de sueño, etc.

 

La variabilidad postural es esencial para el desarrollo del niño.  Las posiciones en la colchoneta, (decúbito prono, decúbito supino, lateral), la sedestación, la bipedestación, la marcha o cualquier otro desplazamiento han de formar parte de la rutina diaria.

KODAK Digital Still Camera
Postura decúbito prono que favorece la actividad extensora del niño-a

Cabe destacar la importancia del decúbito prono como postura que favorece la actividad extensora de la cadena posterior: se coloca al niño sobre una cuña boca abajo de forma que tenga que elevar la cabeza y los miembros superiores por encima del plano y en esta posición se solicita alguna actividad.

Por otra parte, la sedestación juega un papel fundamental en el aprendizaje y está presente en diferentes situaciones del día. El niño estará sentado, por ejemplo, en el aula durante la asamblea en el suelo en una sedestación larga, en un asiento de gomaespuma con una mesa delante para trabajar, a la hora de comer en otra silla y mesa distinta, o en el caso de alguna terapia, en un banquito sin mesa delante para así trabajar el control de tronco. De esta forma, cada lugar en el que esté sentado servirá también para diferenciar la actividad.

El tratamiento postural implica una variabilidad de posiciones durante el día. La frecuencia a la que se debe cambiar de posición el niño y el tiempo que debe permanecer en ella depende de cada niño y sus características.

Frecuencias diferentes Sedestaciones

La buena postura no es importante solo para favorecer el aprendizaje, sino también para mantener el sistema músculo-esquelético en buen estado y preservar la situación motora de los niños lo más estable posible, evitando compensaciones que den lugar a desalineaciones, asimetrías que compliquen la función motriz a largo plazo.

Según la forma en que posicionemos a los niños podremos por ejemplo elongar un grupo muscular que pueda estar acortado o hacer que otro se contraiga proporcionando mayor estabilidad, mejorando la calidad de la función.

Por otra parte, existe una clara evidencia científica sobre los beneficios cardiorrespiratorios, digestivos y circulatorios que se derivan de la puesta en pie en el bipedestador.

Conclusión

Podemos concluir que proporcionar una variabilidad postural y adaptar cada posición según las situaciones favorece el aprendizaje y estado global del niño, y por tanto su desarrollo.

Publicado en atención temprana, Distrofias musculares, Duchenne, motricidad, Parálisis Cerebral Infantil, recién nacido, Sin categoría

La importancia de la Bipedestación

 

28168679_1634578649956467_82109722490404838_n
Maria Luque Villodres Fisioterapeuta Pediátrica de InterActúa

La bipedestación o la capacidad de algunos seres vivos para andar sobre las dos extremidades inferiores , se comienza a apreciar parcialmente en el desarrollo normal del niño o la niña , aproximadamente a partir de los  cuatro meses, cuando mamá o papá lo sujeta y lo apoya en su barriga o en sus piernas. A los ocho o nueve meses empiezan a trepar e intentar ponerse de pie por si solos,  hasta que entorno a los doce meses consiguen una puesta en pie y marcha sin ayuda.

Podemos observar, que a lo largo de estas etapas, el niño o niña empieza a ponerse de  pié desde muy temprana edad, demandando menos ayuda y asumiendo cada vez más autonomía.

Importancia de la bidepestación autónoma

El desarrollo motor es un sistema de engranaje muy complejo, en el que todo se va complementando de manera que para llegar a una bipedestación autónoma, antes se han ido completando distintas etapas, en las que a través de una secuencia de movimientos, se va adquiriendo un esquema corporal,  una planificación motora, una base de sustentación estable, equilibrio, coordinación y fuerza muscular.

Existen muchos beneficios por los que la bipedestación debe de formar parte del día a día de nuestros niños como son: mejorar el sistema circulatorio, mejorar el sistema respiratorio, ayuda a evitar la osteopenia precoz, disminuye el riesgo de ulceras por presión, mejorar el sistema digestivo y bienestar psicológico.

Pero… ¿Qué pasa cuando estas etapas no se completan o alguna de esta facultades no esta al 100%?

Muchos de nuestros niños no son capaces de estar de pie por si solos y necesitan ayuda externa para conseguirlo. El hecho de que ellos no puedan mantener una bipedestación autónoma no significa que no la necesiten. Por esto mismo debemos adaptarnos siempre a sus necesidades dándoles la menor ayuda posible pero siempre guardando la máxima alineación cuando se ponen de pie.

Casos más comunes por los que no existe una bipedestación

Retraso psicomotor :  Existen casos en los que nuestros niños van un poco más lentos, y esto no significa que no vayan a andar o  a ponerse de pie, solo que les cuesta un poco más y necesitan ayuda para lograr los ítems del desarrollo a tiempo, para no perderse ni un segundo de su aprendizaje y disfrutar del movimiento, puede deberse a diferentes motivos:

  • Miedo al movimiento.
  • Bajo tono muscular por lo que les cuesta moverse.
  • Hipersensibilidad táctil (no soportan el tacto del suelo en sus pies)
  • Riesgo de subluxación de caderas por lo que deben de llevar ortesis o doble pañal limitando su movimiento.

Por ello debemos ayudar a los niños mediante la atención temprana a que aprendan a disfrutar del movimiento y que la bipedestación es una etapa fundamental para su desarrollo.

Parálisis cerebral infantil (PCI) y neuropatías: En un gran porcentaje de PCI y neuropatías, los niños no son capaces de lograr una bipedestación autónoma por lo que no obtenemos todos los beneficios anteriormente citados.

Además el gran problema de la bipedestación incluso con ayuda y el temor de muchos padres es: ¿Si mi hijo tiene una cadera luxada o subluxada como va a cargar? ¿Le va a doler? ¿Se le va a salir más? . En estos casos, debemos de valorar y ver al niño, ya que si hacemos que el peso que soporte sea el mínimo necesario y esté lo mejor alineado, no existe ningún riesgo y obtenemos todos los beneficios de los que hablamos.

En estos casos de cadera subluxada un trabajo de carga con las caderas colocadas en su rango máximo de coaptación puede incluso evitar una luxación completa.

Para ayudar al niño a mantener una bipedestación correcta tenemos desde las mismas manos del fisioterapeuta  hasta bipedestadores, parapodium, andadores, arnes y carril de marcha o Dafos , que prescritos y pautados por el profesional pueden dar mayor calidad de vida.

Distrofias Musculares: En estos casos, como es la distrofia muscular de Duchenne, los niños o niñas, pierden la marcha entre la edad comprendida de 9- 12 años, lo que supone que aparezcan problemas asociados como el sobrepeso y dificultades respiratorias entre otros. Todo esto provoca un gran impacto a nivel psicológico del niño y de las familias. Para intentar retrasar estos síntomas el máximo posible, es importante que sigan teniendo una puesta en pié y movimiento. Utilizaremos métodos como el arnés en carril de marcha, bipedestadores, andadores o Caliper  post quirúrgicos.

Conclusión

La bipedestación por tanto nos aporta, no solo beneficios estructurales, cardio-respiratorios, digestivos etc. sino también nos aportan un bienestar emocional y una mayor calidad de la interacción con el entorno y el aprendizaje.

Publicado en atención temprana, Enfermedades Raras, motricidad, Terapias

Enfermedades Raras pero no Invisibles

144189_90404_Actuar-a-tiempo-cuanto-antes-mejor-Esta-es-la-filosofia-con-la-que-trabajan-en-InterActua_G
Lidia Parra Sanchez, Fisioterapeuta Pediátrica y Co-Directora de InterActúa

El día de las Enfermedades Raras 2018, es el 28 de febrero

Una enfermedad es considerada rara, cuando afecta a un número limitado de la población total,  menos de 1 por cada 2.000 ciudadanos.  Entre el 6 y el 8% de la población mundial, aproximadamente, estaría afectada por estas enfermedades, o sea más de 3 millones de españoles

Afectaciones

Las enfermedades raras se manifiestan en torno a los 2 o 3 años,  pero son muy diferentes los distintos tipos de enfermedades,  y a su vez, podemos encontrar diferencias clínicas y diferentes grados de afectación siendo la misma enfermedad, es decir, el mismo diagnostico puede dar diferentes manifestaciones clínicas.

Las afectaciones pueden ser diversas, llevando consigo muchas de ellas graves problemas neurológicos o enfermedades degenerativas. Existen hoy entre 5.000 y 7.000 enfermedades raras distintas, que afectan a los niños en sus capacidades físicas,  mentales y en sus cualidades sensoriales y de comportamiento.

Diagnóstico

En muchos casos, el diagnostico es rápido y antes de los dos años de edad, pero en la mayoría de las ocasiones el diagnostico tarda alrededor de 5 años, por lo que muchos padres se sienten buscadores de diagnostico que explique la situación de salud en la que se encuentra su hijo en el día de hoy y sobretodo el pronóstico de la misma.

Por lo general, el diagnóstico es un proceso doloroso y desagradable para las familias, pues en muchos casos no lo encuentran rápidamente y deben someter a los niños a infinidad de pruebas, muchas de ellas las han realizar fuera de nuestra provincia, en Sevilla, Madrid o Barcelona y muchos de esos desplazamientos no son los únicos, sino que deben de ir realizándose a menudo. Esto conlleva un gasto económico grande, una falta de constancia en su intervención terapéutica y un desgaste psíquico y emocional familiar.

Trastornos

Cierto es que la mayor parte de las Enfermedades Raras suelen conllevar dificultades en el desarrollo del niño tanto a nivel motor como a nivel sensorial o intelectual, afectando seriamente a la autonomía.

Los trastornos físicos más comunes que podemos encontrar en general son los siguientes:

Trastornos del sistema musculo-esquelético. En él encontramos signos de contracturas musculares, acortamientos o desequilibrios musculares, desalineaciones óseas que mediante la fisioterapia se deben abordar.

Trastorno en el desarrollo. Esta dificultad se observa cuando los niños no pueden realizar las etapas evolutivas motoras según el desarrollo normal y con el apoyo del fisioterapeuta se aprende a realizar las etapas motoras.

Trastorno que aumenta con la fatiga. Importante tener en cuenta que muchas veces el sobreesfuerzo físico puede llevar a la fatiga y en muchas de las enfermedades raras, la fatiga puede estar contraindicada, ya sea por deterioro muscular o por desencadenante epiléptico.

Trastorno por deterioro funcional. cuando la enfermedad es degenerativa y el pronóstico es de pérdida funcional de habilidades motoras gruesas como la marcha, el control de tronco, ya sea por debilidad muscular o como por espasticidad o detenías. Tratamiento que la farmacología a veces, asociada a la fisioterapia tratan de retardar y/o frenar los síntomas.

Trastorno ortopédicos. Muchas de las enfermedades llevan inherentes desalineaciones del sistema musculo-esquelético por ejemplo, escoliosis, pies equino-valgas o equino-varos, malformaciones articulares o de huesos largos…. etc,  Por lo que muchos de los niños que presenten este tipo de trastorno, deberán ser valorados por el médico-especialista donde propondrán el tratamiento ortopédico que cubra sus necesidades

Trastornos asociados. Como pueden ser, cognitivos, conductuales, sociales o de la comunicación, para ello habrá que valorar con el resto del equipo las necesidades del niño.

Intervención

Por tanto la intervención precoz y el abordaje multidisciplinar de un equipo especializado, junto a la integración de un proyecto educativo adaptado que cumpla con las necesidades del niño, juegan un papel fundamental en la progresión de la enfermedad, y en  la búsqueda de las potencialidades del niño para poder desarrollar al máximo sus capacidades.

Convivir con una enfermedad poco frecuente, significa enfrentarse a una serie de características propias que se plantean a lo largo del proceso por el que se camina, camino, del que nunca se está preparado y al que nadie se enseña para poder estarlo.

El apoyo entre padres es fundamental en una situación así, pues las vivencias se comparten desde una empatía inigualable. Es por ello que existen muchas de las asociaciones, que no solo tratan de dar apoyo familiar, sino que trabajan en grandes proyectos de investigación, proyectos de rehabilitación, que no sólo favorecen el conocimiento y la investigación sobre la enfermedad, sino que llevan consigo un camino de fuerza y esperanza.

Publicado en atención temprana, bebés prematuros, Logopedia, motricidad, recién nacido, Terapias

Terapia Miofuncional en el Bebé prematuro y recién nacido

Foto Eli

Elisabet López  Domene.  Logopeda Especializada en Atención Temprana y Motricidad Orofacial de INTERACTÚA 

La tasa de nacimientos prematuros en España se incrementa cada año a pesar de que los controles ginecológicos son cada vez mejores. Los bebés que son prematuros (nacidos con menos de 37 semanas), pueden tener bajo peso al nacer (menos de 2,5 kg), problemas cardíacos,  infecciones  o defectos congénitos que requieren de cuidados especiales en la UCI.

El trabajo del Logopeda sería evaluar los reflejos orales, el ritmo de la succión y la fuerza una vez están estables. A través de la evaluación se procederá a recomendar e introducir la estimulación orofacial o las pautas para la alimentación más segura para el bebé.

¿Qué es la terapia Miofuncional?

El término Terapia Miofuncional procede etimológicamente de terapia (curación) y mío (Músculo),  la Terapia Miofuncional es una especialidad dentro de la Logopedia cuyo objetivo es prevenir, evaluar, diagnosticar, educar y rehabilitar el desequilibrio presente en el sistema orofacial desde el nacimiento  hasta la vejez y cuya etiología puede ser muy diversa: anatómica, funcional y neurológica.

Una terapia orientada a la curación de alteraciones relacionadas con la funcionalidad de los músculos. En la actualidad la intervención se refiere principalmente a toda la musculatura implicada pero en funcionamiento del sistema orofacial.

La intervención puede ser tanto de tipo activo con participación voluntaria por parte del paciente, como pasiva, sin participación del mismo. Esta reeducación se basa principalmente en una ejercitación específica, mediante praxias, masajes, estimulación mecánica etc..

Tratamiento y Objetivos Principales 

  •  Eliminar la tensión como medida previa para facilitar la respiración.
  • Modificar la postura y la movilización del neonato.
  • Estimular a nivel orofacial al bebé con sonda.
  • Posibilitar un desarrollo facial armónico.
  • Mejorar a nivel intraoral: la movilidad de la lengua, inhibir la hipersensibilidad de la boca, paladar, mejillas.
  • Conseguir la maduración de los reflejos relacionados con la deglución.
  • Facilitar mediante la propiocepción las sensaciones a nivel orofacial.
  • Coordinación del ciclo: succión – respiración – deglución para instaurar la alimentación vía oral.
  • Evitar sonidos estridentes, que puedan desestabilizar al bebé.
  • Fomentar el “piel con piel”, el método canguro, para estabilizar la frecuencia cardiaca y respiratorio.

Alteraciones que puede presentar el  Sistema Orofacial

Cuando hablamos alteraciones orofaciales, nos referimos a las disfunciones que perjudican al sistema estomatognático, éste está formado por:

  • Estructuras pasivas: los dos huesos basales (maxilar superior y mandíbula) relacionados entre sí por las ATM (articulación témporo mandibular), arcadas dentarias (con dientes y periodonto) y hueso hioides.
  • Estructuras activas: músculos con su componente neuromuscular, que son los verdaderos motores del sistema y ponen en movimiento a las estructuras potencialmente móviles: el conjunto muscular mandibular, el muscular hioideo, el conjunto lengua- labios- mejillas y el conjunto cráneo- cervical.
  • Estructuras anexas: glándulas salivales y componentes vascular y linfático.

La mayor parte de las funciones que se llevan a cabo en dicho sistema son funciones alimenticias o nutritivas: respiración, succión, deglución y masticación: Todas ellas  tienen una función directa en el crecimiento de los maxilares. Para que las funciones se realicen, son necesarios todos los grupos musculares del sistema.

El equilibrio muscular favorece el desarrollo normal de la funciones del sistema en cambio del desequilibrio muscular puede ocasionar una distorsión en la realización de las funciones provocando una disfunción.

La lengua adquiere un papel relevante en este funcionamiento, ya que está implicada en todas las funciones vitales y adquiridas:

  • Vitales: Respiración, Succión, Deglución
  • Adquiridas: Masticación y fonoarticulación.

Características del recién nacido prematuro y a término

El recién nacido posee poca estabilidad de cuello, hombro y tronco lo que conlleva a una falta de coordinación durante los movimientos globales.

El tamaño cefálico es mayor respecto al resto del cuerpo, suele tener la mandíbula retraída, la boca y la cara pequeñas lo que hace que el tamaño delo ojos parezca mayor o igual que la frente y la parte superior de la cabeza. La apariencia ancha de la cara tiene su origen en la escasez del crecimiento vertical respecto al horizontal, que es similar al del adulto.

Patrones que pueden afectar a la deglución

  •  Succión débil o inexistente.
  • Sellado labial ineficaz.
  • Mandíbula y mejillas con poca estabilidad.
  • Dificultad en la creación de presiones intraorales negativas.
  • Dificultad en la tolerancia gástrica.
  • Reflujo gastroesofágico.
  • Dificultad en el vaciado y tránsito.
  • Síndrome de dificultad respiratoria (inmadurez/ sustancia surfactante)
  • Displasia broncopulmonar.
  • Apnea del prematuro.

¿Que son los reflejos y porque son tan importantes en el bebé?

Los reflejos son respuestas innatas, comportamientos espontáneos y/o reacciones a estímulos endógenos o ambientales que suscitan durante la vida fetal y se observan en todas los recién nacidos a términos sanos al nacer. Los recién nacidos están equipados con pautas específicas que determinan su conducta. Algunas de ellas son las que denominamos reflejos y se caracterizan por ser muy estereotipadas y constituyen estímulos específicos.

  • Reflejos de protección: Inicio a las 34 semanas de gestación. Es el cierre velo faríngeo rápido desencadenante por un estímulo en la mitad posterior de la lengua del lactante o en la pared posterior de la faringe. De manera inicial este reflejo se desencadena en las áreas más anteriores de la cavidad oral, pudiendo ser en las rugas palatinas o en el tercio anterior de la lengua. Después del 6º mes de vida empieza a posteriorizarse.
  • Reflejo de Búsqueda o de rotación: al tocar alrededor de la boca del niño ,éste gira la cabeza hacia esa dirección ,de 0 a 3 meses.
  • Reflejo de succión: en Flexión, al introducir el dedo índice en la boca, aparece un movimiento rítmico de succión rápido y continuo: succión, traga y respira de 0 a 3 meses.
  • Reflejo nauseoso tusígeno : Desplazando el dedo sobre el paladar se activa la náusea , desde el nacimiento hasta la masticación. Al tocar el paladar blando la cabeza retrocede y la lengua y la faringe se contraen.
  • Reflejo de mordedura: Al tocar las encías el bebé abre y cierra la mandíbula con fuerza, está activo hasta los 4 meses aproximadamente y más débil hacia los 6/7 meses, este reflejo le llevará a la masticación.
  • Reflejo de masticación: es una secuencia refleja de contracciones mandibulares ordenadas que lleva el bolo alimenticio a los líquidos de la cavidad oral al estómago.
  • Reflejo de lateralización de la lengua: (la Protusión Lingual)Desde el nacimiento a la maduración normal de la succión y la deglución durante los primeros meses de vida, posterior al nacimiento a término, se evidencia en el aumento de los tiempos de succión y deglución, éstas son más prolongadas y de mayor volumen. Desaparece a los 4 meses.

Alteraciones en la succión deglución del lactante recién nacido a pre-término

Durante el primer año de vida el control nervioso de la deglución tiene un carácter fundamentalmente reflejo y reside en su mayor parte el tronco encefálico.

Etiología: Falta de maduración, alteraciones del tono, reflejos reducidos o ausente, escasa respuesta a estímulos externos, patología cardiorrespiratoria, patología neurológica y malformaciones o alteraciones cráneo-faciales.

¿Qué es el frenillo lingual?

Se encuentra debajo de la lengua, insertado dentro. En etapas embrionarias se desarrolla la cavidad oral y los músculos se separan mal, quedando el frenillo fuera de la lengua, ésta situación hace que la lengua se mantenga en el suelo de la boca, impidiendo en diferente medida los movimientos de la lengua que nos permiten realizar funciones fundamentales para el ser humano.

frenillo-de-la-lengua-en-bebes-frenillo-lingual-en-bebes-bebe-que-no-chupa-bebe-que-no-mama-bien-mala-pronunciación-en-niños

Frenillo lingual corto

Se iniciará el tratamiento a través de la terapia Miofuncional como parte de un tratamiento conservador o tras una intervención quirúrgica. El tratamiento irá dirigido a la realización de ejercicios miofuncionales que compensen adecuadamente aquellas funciones del sistema Orofacial alteradas como lo son :  la alimentación, la respiración, la deglución y la articulación .  En caso de que fuese necesario, las intervenciones más habituales para intervenir se denominan frenotomía y frenectomía, En función del tipo de anquiloglosia y de la edad del paciente, ésta intervención se puede realizar de forma ambulatoria por una profesional con experiencia o bien de forma quirúrgica por un cirujano.

Conclusiones

Para concluir podemos decir que el objetivo de esta terapia es acoger a los niños y a las familias afectados por las limitaciones que provocan malformaciones del sistema orofacial, ofreciendo estrategias y conocimientos necesarios para asistir de una forma eficaz las necesidades que se presentan.

El trabajo interdisciplinario es imprescindible y debe instaurarse desde la misma evaluación y diagnóstico, si queremos obtener resultados eficaces y estables en el tratamiento Orofacial, la comunicación interprofesional ha de ser continua, basada en el respeto y el afán de conseguir la mejor evolución del paciente. El tipo de terapia dependerá de las necesidades individuales de cada bebé.

Está demostrado que el grado de prematuridad y el índice de comorbilidad influye directamente en el tiempo  que se tarda en adquirir la succión madura.

Siempre se hará una evaluación completa con un protocolo de alimentación, una exploración estructural del sistema estomatognático y una exploración funcional.

Publicado en atención temprana, Psicología Infantil

Funciones Ejecutivas o el Director de Orquesta de nuestro cerebro

cd218f94-96c8-44ef-aeb0-b4c36738eecc
Juana Mª Campos Romero. Psicóloga Infantil de InterActúa

Supongamos un día cualquiera, suena el despertador, nos desperezamos y rápidamente nuestra cabeza comienza a funcionar, a hacer planes, organizar nuestro día, revisar obligaciones y la forma de llevarlas a cabo de la manera más eficiente.

Por ejemplo, decidimos darnos una ducha para despertarnos y miramos el reloj para saber el tiempo del que disponemos, pero ¿y si mientras tomo una ducha pongo la cafetera?. De repente recordamos que teníamos que hacer un recado antes de llegar al trabajo y modificamos el trayecto de la ruta habitual o bien al salir a la calle está lloviendo y esto nos lleva a un nuevo cambio en nuestros planes. Este ejemplo tan cotidiano en nuestro día a día no sería posible sin un correcto funcionamiento de nuestras funciones ejecutivas.

Qué son las Funciones Ejecutivas y para qué sirven?

El término funciones ejecutivas fue acuñado por la neuropsicóloga Muriel Lezak en 1982, quien lo describió como “el conjunto de actividades cognitivas que favorecen llevar a cabo un plan coherente dirigido hacia el logro de una meta especifica “. Así el neuropsicólogo y neurocientífico cognitivo, Elkhonon Goldberg, utilizó la metáfora del “director de orquesta”, que  identifica a los lóbulos frontales, como sustrato anatómico principal de las funciones ejecutivas, que serían los encargados de recibir información del resto de estructuras cerebrales, coordinándolas entre sí, para realizar conductas dirigidas a un fin.

Por tanto, las FE son un conjunto de habilidades implicadas en la generación, la supervisión, la regulación, la ejecución y el reajuste de conductas adecuadas para alcanzar objetivos complejos, especialmente aquellos que requieren un abordaje novedoso y creativo, cuyo sustrato anatómico las sitúa en los lóbulos frontales del cerebro.

Entre las habilidades cognitivas que componen las funciones ejecutivas destacan las siguientes:

– Flexibilidad: Capacidad para adaptarnos a situaciones novedosas, inesperadas o cambiantes, permitiéndonos realizar cambios en algo previamente planeado.

– Memoria de trabajo: es un almacén temporal de información que nos permite el procesamiento y manipulación de dicha información durante un determinado periodo de tiempo.

– Monitorización: es la habilidad de supervisar la conducta que se está realizando para conseguir la meta establecida.

– Planificación: es la capacidad de hacer planes futuros y de los pasos a seguir para su consecución.

– Toma de decisiones: nos permite elegir una opción entre varias posibles en un momento dado.

– Inhibición: es la capacidad para controlar respuestas impulsivas e ignorar la información irrelevante cuando estamos realizando una tarea.

– Razonamiento: es la facultad que permite resolver problemas, extraer conclusiones y aprender de manera consciente de los hechos, estableciendo conexiones causales y lógicas necesarias entre ellos.

– Estimación temporal: la habilidad de calcular de manera aproximada el paso del tiempo y la duración de un suceso o actividad.

– Resolución de problemas: Capacidad de llegar a una conclusión lógica ante el planteamiento de una incógnita.

Alteraciones en la Función Ejecutiva

En algunos trastornos del neurodesarrollo, como el trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH), el autismo, el síndrome de Gilles de la Tourette, la fenilcetonuria, el síndrome fetal alcohólico y la epilepsia, existen en mayor o menor medida alteraciones en la función ejecutiva, que pueden llevar a la aparición de algunos de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para generar conductas con una finalidad.
  • Problemas para prestar atención a distintos aspectos de un problema al mismo tiempo.
  • Dificultad para focalizar la atención de forma flexible.
  • Problemas para inhibir tendencias espontaneas que conducen a errores.
  • Excesiva actividad en tareas irrelevantes o bien su pobre regulación de la actividad frente a la exigencia de una determinada situación.
  • Baja capacidad para mantener la conducta durante un periodo relativamente largo (motivación).
  • Reducida retención en la memoria de trabajo de información necesaria para una acción.
  • Dificultad para captar lo esencial de una situación compleja.
  • Dificultad para resolver problemas de forma planificada y estratégica.
  • Escasa resistencia a la distracción.
  • Falta de habilidad para manejar el tiempo.
  • Dificultades en el control de impulsos y dificultades en la capacidad para demorar recompensas.
  • Alteración en la regulación de las emociones, la motivación y el estado de alerta.

La rehabilitación de las funciones ejecutivas pretende mejorar la capacidad para organizar las secuencias de la conducta y orientarla hacia la consecución de los objetivos deseados. Por tanto es importante que los objetivos de trabajo estén encaminados a fomentar una mejor adaptación al medio de la forma más autónoma posible, buscando así mejorar la calidad de vida de la persona, su integración al entorno social y la mejora en el ajuste organizativo de sus tareas cotidianas.

Publicado en atención temprana, Psicología Infantil, recién nacido

Procesos cognitivos básicos en la infancia. La percepción.

Laura Algarra Manzano
Laura Algarra Manzano. Psicóloga de InterActúa

Los procesos cognitivos básicos son la atención, la percepción, la memoria y el razonamiento. En este artículo nos centraremos en la percepción, ya que es la plataforma de lanzamiento de la que despegarán otros aspectos del desarrollo cognitivo.

¿Qué es la percepción?

Es el conjunto de todas las capacidades funcionales que nos dan los sentidos y sirve para ponernos en contacto con el entorno que nos rodea. Para cada uno de nosotros son importantes cosas diferentes en ese entorno, al igual que ocurre con los niños con alteraciones en el desarrollo, pero todos prestamos atención a algo.

Esta capacidad está presente desde que nacemos. Así, los bebés no solo ven y fijan la mirada en un determinado objeto o tratan de alcanzarlo sino que hacen pequeñas exploraciones visuales. Por ejemplo, prestan más atención al interior de las figuras y hacen recorridos visuales por nuestros rostros. Además, no sólo oyen sino que localizan los sonidos y responden ante ellos. De hecho, a la semana de nacer son capaces de reconocer su nombre y la voz de sus padres. Igualmente ocurre con el resto de los sentidos, los bebés pueden detectar la intensidad de olores e identificar el olor de su madre, tienen preferencias por diferentes sabores y sensibilidad al tacto, la presión, el dolor y la temperatura.

Las diferentes modalidades perceptivas no funcionan de forma aislada sino que se organizan entre sí gracias a la coordinación intersensorial. Así, un bebé puede dirigir su mirada a un estímulo sonoro y extender el brazo para cogerlo. Esta habilidad mejora y se desarrolla en el curso de las primeras semanas y meses de vida. Además, la estimulación es polimodal porque llega a través de diferentes modalidades sensoriales (la vista, el tacto…) pero la percibimos de forma intermodal ya que integramos la información.

Por ejemplo, un niño de cuatro meses ante dos pantallas, en la primera pantalla hay dos perros corriendo y en la segunda pantalla una persona botando una pelota de forma tranquila. Cada vídeo tiene su banda sonora acorde con la rapidez de la acción de los personajes, sonidos rápidos para los perros y sonidos más tranquilos para la pelota. El altavoz solo emite una banda sonora. ¿Cómo reacciona el niño? El pequeño prefiere mirar la pantalla cuya acción se corresponde con los sonidos del altavoz.

La percepción también está relaciona con las habilidades motrices y el esquema corporal. Así, algunas alteraciones perceptivas afectan a la lateralidad, a la consciencia del propio cuerpo, a la orientación espacial y a la organización viso-espacial. Estas dificultades en el área perceptiva-espacial están relacionadas con el control motor, por lo que mediante la psicomotricidad se trabajan las dificultades en las capacidades como la temporalidad, la espacialidad, la lateralidad, el ritmo, el equilibrio y la coordinación. Asimismo, la cinestesia se refiere al conocimiento de los movimientos del cuerpo, es decir, al sentido de movimiento, la presión y la posición, por ejemplo, a la hora de manipular objetos.

Así, los diferentes estímulos de las modalidades perceptivas (visual, auditiva…) que el cuerpo recibe a lo largo del día, se organizan para que podamos responder de forma adaptativa. Los niños que presentan dificultades en un proceso o en dos ven limitado su aprendizaje.

Nosotros (padres, profesionales, cuidadores y educadores) somos los responsables de dotar de sentido y contenido las potencialidades que tienen los bebés desde su nacimiento y detectar y tratar los déficits. Es decir, trabajar la percepción y estimular los procesos cognitivos básicos es proporcionar a los pequeños las estrategias para relacionarse de forma constructiva y satisfactoria consigo mismo, con los demás y con el medio que les rodea.

 

Publicado en atención temprana, Logopedia, Psicología Infantil, Sin categoría

¿Aprendemos PECS?

Ana Fuentes Martinez
Ana Fuentes Martínez. Psicóloga y Especialista en  logopedia. Co-directora de INTERACTÚA

Mi hijo tiene tres años, y comenzó a hablar con aproximadamente 28 meses. Si tenemos en cuenta las variables que su madre es psicóloga de atención temprana y especialista en logopedia, podríamos decir que es muy tarde o pensar en el típico refrán de “en casa del herrero cuchillo de palo”.

Lo que no he contado, es que aunque no tuviese lenguaje verbal durante los 28 primeros meses mi pequeño se comunicaba a las mil maravillas. Porque por defecto profesional, uso mucho los gestos de métodos de sistemas aumentativos de comunicación y hemos cantado y bailado siempre mucho. Su comunicación era totalmente funcional con el entorno a través de los gestos.

Mi experiencia a nivel personal y profesional es que los sistemas aumentativos o alternativos de comunicación (AAC por sus siglas en inglés, Augmentative and Alternative Communication strategies) son POTENCIADORES y nunca sustitutivos o inhibidores del lenguaje. Existen numerosos estudios que apoyan que: el uso de AAC estimulan y favorecen el lenguaje.

Entre los diferentes métodos que utilizamos en el Centro InterActúa se encuentra el sistema PECS (Sistema de Comunicación de Intercambio de Imágenes).

¿Qué es PECS?

pecs
Imagen Curso PECS organizado por InterActúa

Desarrollado como un paquete de entrenamiento, aumentativo o alternativo, este sistema de comunicación por intercambio de imágenes, enseña a los niños y adultos con dificultades comunicativas a iniciarse en la comunicación.

Este sistema, ha recibido reconocimiento mundial por centrarse en el componente de iniciación a la comunicación. Para poner en marcha PECS no son necesarios materiales complejos ni de coste elevado. Fue creado y pensado para poder ser usado en gran variedad de contextos y situaciones.

Sus creadores, en 1085, Frost y Bondy creen firmemente que la comunicación es un derecho humano básico y que sólo porque no puedas hablar no significa que no puedas comunicarte. Tal y como explica Lori Frost, “estos son niños que tienen muchas necesidades que deben ser conocidas por la gente. PECS es una forma de conseguir que estas personas con autismo puedan comunicarse sin hablar. El quid consiste en preguntarse «¿qué estoy haciendo con estos niños y cómo puedo introducir la comunicación en esas actividades?. Tanto si la persona, en última instancia, desarrolla un lenguaje verbal, él o ella necesitará una forma para comunicarse. Nuestro enfoque se basa en la comunicación funcional, la formación altamente especializada, y en los estudios objetivos y externos que miden los resultados.”

Fases del PECS

El sistema empieza enseñando a la persona a entregar una imagen a un receptor comunicativo y avanza enseñando a discriminar imágenes y a ponerlas juntas en una oración, por último en las fases más avanzadas el alumno aprende a responder preguntas y a hacer comentarios.

Fase I Enseña a la persona a iniciarse en la comunicación desde el principio por intercambiar una imagen para un artículo altamente deseado.

Fase II Enseña a la persona a mostrar persistencia en la comunicación y buscar sus imágenes y moverse hacia alguien para hacer su petición.

Fase III Enseña a la persona a discriminar entre las imágenes y seleccionar la imagen que representa el artículo que desea.

Fase IV Enseña a la persona como estructurar una oración para pedir en forma de “quiero…………”

Fase V Enseña a la persona a responder a la pregunta “¿Qué quieres?”

Fase VI Enseña a la persona a comentar sobre cosas de su entorno, espontáneamente y también como una respuesta a una pregunta.

Aumentar Vocabulario Enseña a la persona a usar atributos como colores, formas y tamaños dentro de sus peticiones.

Conclusión

PECS, es quizá el sistema de comunicación aumentativa más extendido a nivel internacional, y entre sus objetivos está el formar a la familia y a las personas del entorno más cercano. Proporcionar herramientas, en los diferentes entornos naturales es fundamental para favorecer la comunicación.

En definitiva, la utilización de los AAC se pueden iniciar desde los primeros años, sin esperar a tener un posible diagnóstico para intervenir.

Mi hijo, que inicio la etapa infantil sin hablar ahora le apodan “el cantarín”