Publicado en Colegio, Desarrollo infantil, Diversidad Funcional, Familias, Fisioterapia Pediátrica, Sin categoría

Prevención: Higiene Postural en el Aula

Natalia Escanez Martínez Fisioterapeuta

Arranca el mes de Septiembre, etapa de cambios también para la infancia, ya que comienza un nuevo curso escolar, lo que conlleva adoptar hábitos, cumplir horarios y realizar actividades propias según nivel educativo.

El desarrollo intelectual , es por tanto una consecuencia lógica a estas edades, así como el desarrollo físico atendiendo a la composición del cuerpo y la estatura de niños y niñas.  

En el cole

Para niños y niñas, el aula es su segunda casa, un espacio donde para ellos, transcurre la mayor parte del día y donde adquiere importancia cuidar la postura que adoptan en este ambiente.

Como fisioterapeutas, tenemos el deber, no sólo de ocuparnos del tratamiento y la intervención de problemas del sistema musculo esquelético, sino también y no por ello menos importante de promover y sensibilizar en el ámbito escolar sobre medidas de prevención,para evitar posibles molestias a consecuencia de “malos hábitos posturales” desarrollados desde la niñez.

Alcanzar el éxito en las tareas que realizamos y que nos aseguren una buena higiene postural, es de gran importancia para el aprendizaje, como así nos lo muestran las siguientes imágenes extraídas de la Campaña de Higiene Postural en el Escolar del Ilustre Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Andalucía.  

Sentados en la silla la espalda deberá estar  apoyada en el respaldo, así como  los pies completamente apoyados sobre el suelo. 

Sentado

Frente al ordenador  los ojos deben de estar a la misma altura de la pantalla , así como  los codos cerca del cuerpo apoyados en una superficie.

sentado frente al ordenador

El peso de las mochilas es otro tema a tener muy en cuenta: nunca debe exceder el 10% del peso corporal. Es importante no sobrecargar la espalda para evitar dolores, contracturas y desviaciones en una estructura en pleno crecimiento.

Si el escolar usa una mochila colgada de su espalda es importante llevarla de las dos asas en los dos hombros. Una alternativa es llevar una mochila con ruedas, regulable en altura, cambiando la mano para llevarla, manteniéndola próxima al cuerpo, sin extender demasiado el hombro y empujarla en lugar de tirar de ella.

transporte del material escolar

Para niños con diversidad funcional, , es necesario revisar las ayudas técnicas en el colegio como pueden ser sillas, mesas adaptadas u otro mobiliario de niños con necesidades especiales, quienes tras el período vacacional es probable que hayan crecido o que simplemente sus necesidades sean distintas.

El Fisioterapeuta en el aula

El aula es un lugar de aprendizaje pero también de observación del desarrollo del niño. Es importante ofrecerles siempre las mejores estrategias que le faciliten un desarrollo físico e intelectual adecuado. El curso escolar es largo y es importante establecer desde el inicio una buena higiene postural, que a lo largo del curso se pueda ir revisando y modificando según  las necesidades del niño.

higienepostural

El papel del fisioterapeuta en el aula es crucial y una buena prevención mejorará sin duda las capacidades de nuestros niños.

Seguimos luchando porque la fisioterapia esté presente en los centros educativos asegurando a todos los niños una calidad postural y una prevención de patologías del sistema musculo-esquelético en el futuro.

Agradecemos al Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía su colaboración en la Campaña de Higiene Postural realizada  en junio de 2018 en el CEIP Mar Mediterraneo de Almería , en colaboración con los padres y madres miembros del AMPA Saponaira. Juntos en la prevención y en la calidad postural de los más pequeños.

Equipo de Fisioterapia de InterActúa coordinado por Lidia Parra Sánchez.

 

Anuncios
Publicado en Asperger, atención temprana, Autismo, bebés prematuros, Desarrollo infantil, Familias, Logopedia, Parálisis Cerebral Infantil, Psicología Infantil, Sin categoría

InterActúa y Familia : juntos en el camino

Carol_02
Carolina Aguilera Sánchez. Departamento de Administración

Para algunas familias puede resultar difícil recibir la noticia de que su hijo o hija debe de ser tratado en atención temprana, bien debido a su prematuridad, discapacidad física, psíquica o sensorial,  situación que los profesionales de InterActúa abordamos desde un único mensaje en positivo hacia las familias : “no estáis solos”.

Además de “tiempo” para asentar la nueva situación, nuestros esfuerzos se centran en ofrecer un verdadero acogimiento a las familias, donde se sientan arropadas y comprendidas,  de forma que, una vez aceptada esta realidad, iniciamos un  trabajo coordinado y de equipo, donde el bienestar del pequeño es una meta común y compartida.

 

Llevar a cabo una buena técnica de trabajo, donde el entrenamiento y el esfuerzo, es fundamental, no serviría de nada si no va acompañado del cariño y la comprensión, de juegos, risas y complicidad, en definitiva del mejor entorno donde  vuestro hijo pueda sentirse reconfortado.  

En InterActúa, además de profesionales especializados, somos una gran familia, lo que implica la existencia de un vínculo común reforzado por objetivos, valores y experiencias compartidas, que con paciencia y amor se hace más llevadero, mejorando así la calidad de vida de los pequeños, su entorno personal, familiar y social, de la forma más amable para tod@s.

Publicado en Desarrollo infantil, motricidad, Terapias

La Terapia restrictiva: aumentando el uso y la funcionalidad de la mano

 

Nuria Lahoz Granera. Psicóloga y Terapeuta Ocupacional de InterActúa
Nuria Lahoz Granera. Psicóloga y Terapeuta Ocupacional de InterActúa

¿Qué es la Terapia restrictiva?

Conocida como Terapia de Movimiento Inducido por Restricción (TMIR), se trata de una técnica que se aplica  a niños que utilizan solo una de las dos extremidades superiores (a nivel de brazo, mano y dedos). Consiste en restringir el movimiento de la extremidad sana mediante una contención del miembro sano con el objetivo de conseguir un aumento del uso y de la funcionalidad de la  extremidad afectada en la mayoría de sus actividades cotidianas.

En el momento que se tiene el brazo sano restringido, se aumenta el uso del brazo afectado  a través de la práctica de actividades repetitivas y funcionales.  Esto proporciona la oportunidad de  tener experiencias con el entorno, mejorando la independencia del niño (en tareas como vestirse, desvestirse, la alimentación, el juego…), lo que facilita el aprendizaje para usar su brazo afectado y poder llegar a obtener movimientos funcionales, o sea movimientos que le sirvan para hacer cosas (agarrar un juguete, llevarse un alimento a la boca, ponerse unos calcetines, sujetar un papel mientras la mano sana pinta o  recorta…).

La TMIR es una terapia eficaz y numerosos estudios confirman que la restricción de la extremidad sana y el entrenamiento intensivo induce un aumento del movimiento de la extremidad afectada aumentando la representación cortical de ese brazo, que hará que los movimientos sean realizados con menos esfuerzo y el “no uso aprendido” sea invertido.

Características

  • Se aplica principalmente en parálisis cerebral, sobre todo, en los casos diagnosticados como hemiparesia o afectación unilateral y en la parálisis braquial obstétrica (PBO) aunque  pueden ser empleada en cualquier niño que presente falta de uso de uno de sus brazos.
  • Se centra en el movimiento funcional y no en el movimiento normalizado. Es decir que se persigue que el niño haga movimientos que le resulten de utilidad para jugar, manipular, hacer tareas de la vida diaria…. independientemente de si estos movimientos se aproximan a los que consideraríamos “normales”
  • Permite llevar a cabo un programa de ejercicios desarrollado en el entorno que rodea al niño, o sea que el niño los puede realizar en su propia casa, colegio,…  o allí donde se considere que es el entorno más adecuado para realizarlos, pero sin necesidad de que el niño se desplace a un centro de atención para recibir “su tratamiento” todos los días.
  • Se puede decir que mejora la participación del niño y la motricidad a nivel global puesto que no sólo le permite que sea capaz de hacer movimientos “útiles”, sino que además le ayuda a que pueda participar en juegos y  actividades con sus amigos y compañeros, aumentando también su participación social.

¿Cómo se aplica esta terapia?

Existen una gran  variedad de protocolos de terapia restrictiva, pero se obtiene una mayor adherencia o seguimiento de la terapia por parte de la familia y del niño, en aquellos protocolos que presentan un número reducido de horas de restricción al día y que son prolongados en el tiempo. Por ello, lo más habitual es utilizar la terapia restrictiva modificada, que consiste en menos de 3 horas de restricción y terapia al día. El protocolo más empleado se basa en realizar 2 horas de terapia al día (5-6 días a la semana) durante 8 semanas.

Se ha visto que es necesaria la realización de un mínimo de 60 horas para que se mantengan los beneficios conseguidos en el tiempo.

hand-846092_960_720¿Cómo podemos restringir el movimiento de la mano sana?

Los medios de restricción son diversos, se pueden utilizar guantes, cabestrillos, envoltorios ….dispositivos que resulten de fácil uso para el niño y la familia. Lo que se debe tener en cuenta es que sea un dispositivo que deje libre el movimiento de la muñeca para que el niño pueda usar en ciertas ocasiones su mano sana para ayudar a mantener el objeto durante la actividad y además, pueda reaccionar de manera adecuada ante un desequilibrio.

¿A qué edad se puede aplicar?

La terapia restrictiva se puede comenzar a usar en bebés desde los 3 meses de edad, cuando se observa excesivo uso de un brazo y desuso del otro.  Cuando se usa en niños tan pequeños tenemos que seleccionar los juguetes apropiados (sonajeros con ruido, colores atractivos…) para provocar el interés del niño y llevar a cabo un programa de menos restricción al día y más prolongado en el tiempo, para no intervenir en el desarrollo motor del niño y evitar que haga un gran esfuerzo.

En los niños de 4-8 años se alcanzan movimientos más eficientes para dar solución a sus problemas cotidianos en el uso de la mano. En los adolescentes  destaca la motivación e interés en la aplicación de la terapia para obtener mayor función en su brazo afectado y mayor integración social.

¿Qué tipo de actividades se deben realizar?

Las tareas se deben programar junto con la familia, según las necesidades, gustos  y edad de cada niño.  Se programan tareas que se puedan hacer con una sola mano, debiéndose evitar la frustración y promoviendo la motivación para lograr el éxito de la terapia.  Las tareas se pueden llevar a cabo de manera individual o grupal. Se va aumentando la dificultad de la actividad a medida que el niño  va adquiriendo mayor funcionalidad y menor riesgo de frustración.

Son los profesionales, tanto el terapeuta ocupacional como el fisioterapeuta, quienes deben de valorar las capacidades del niño (no todos cumplen los requisitos para aplicar dicha terapia), planificar los objetivos de la intervención, dirigir y supervisar las tareas a realizar. Dichas tareas deben de ser significativas para el niño y por supuesto que sirvan para aplicar en su vida diaria como el juego, la escuela o las actividades básicas de la vida diaria como son la alimentación, el vestido, el aseo o la higiene personal.

Es de especial relevancia graduar la dificultad de estas actividades en función de  la capacidad motora del niño y de sus preferencias. Si al niño le resulta difícil realizar una actividad o ejercicio, la tarea debe sustituirse por una más simple para que no aparezca frustración y un posible rechazo a la terapia. Con esto, se logrará que el niño esté más motivado y favoreciendo la recuperación de la extremidad afectada.

El papel de la familia es clave en esta terapia. La educación de los padres, ofreciéndoles toda aquella información que necesiten sobre la terapia,  va a hacer que entiendan las dificultades del niño, lo que les va  llevar a presentar una mayor implicación en el tratamiento y apreciación de los cambios presentados por su hijo.

Conclusiones

Las conclusiones a las que se han llegado respecto a esta terapia hasta la actualidad son :

  • La terapia restrictiva permite alcanzar mayor uso espontáneo del brazo afecto.
  • Favorece la funcionalidad del brazo afectado.
  • Incrementa la fuerza, disminuye la espasticidad y mejoran la calidad del movimiento.
  • Se aborda  según  los objetivos de las familias y sus necesidades.
  • Se deben tener en cuenta las características de cada familia para adecuar el tratamiento de manera determinada y favorecer su ejecución.
  • Generaliza el aprendizaje dentro del entorno natural del niño, dando lugar a un mayor rendimiento funcional.
  • Promueve la obtención de una mayor representación del brazo afectado a nivel cerebral, manteniendo los efectos de las terapias en el tiempo.

Referencias Bibliográficas

  • Boyd R, Sakzewski L, Ziviani J, Abbott DF, Badawy R, Gilmore R, et al. INCITE: A randomised trial comparing constraint induced movement therapy and bimanual training in children with congenital hemiplegia. BMC Neurol. 2010.
  • Eliasson AC, Krumlinde-sundholm L, Shaw K, Wang C. Effects ofconstraint-induced movement therapy in young children with hemiplegic cerebral palsy: an adapted model. Dev Med Child Neurol. 2005.
  • Eliasson AC, Sjöstrand L, Ek L, Krumlinde-Sundholm L, Tedroff K. Efficacy of baby-CIMT: study protocol for a randomised controlled trial on infants below age 12 months, with clinical signs of unilateral CP. BMC Pediatr. 2014.
  • Gelkop N, Burshtein DG, Lahav A, Brezner A, Al-Oraibi S, Ferre CL, Gordon AM. Efficacy of constraint-induced movement therapy and bimanual training in children with hemiplegic cerebral palsy in an educational setting. Phys Occup TherPediatr. 2015.
  • Gordon AM, Charles J, Wolf SL. Methods of constraint-induced Movement therapy for children with hemiplegic cerebral palsy: Development of a child-friendly intervention for improving upperextremity. Function. Arch phys med rehabil 2005.
  • Gordon AM, Hung YC, Brandao M, Ferre CL, Kuo HC, Friel K, Petra E, Chinnan A, Charles JR. Bimanual training and constraint-induced movement therapy in children with hemiplegic cerebral palsy: a randomized trial. Neurorehabil Neural Repair. 2011.
  • Matijevi? V, Seci? A, Zivkovi? TK, Borosak J, Kolak Z, Dimi? Z. The mostcommon deviations in the development of hand motoricity in children from birth toone year ofage. Acta Clin Croat. 2013.
Publicado en Desarrollo infantil, Fisioterapia Pediátrica, Parálisis Cerebral Infantil, Sin categoría

La playa lugar ideal para estimular el movimiento en niños con Parálisis Cerebral

 

 

 

Natalia Escánez Martínez Fisioterapeuta de InterActúa
Natalia Escánez Martínez Fisioterapeuta de InterActúa

Las actividades al aire libre y en espacios abiertos proporcionan increíbles beneficios en los pequeños, además de una excelente oportunidad de “regalarles” y “regalarnos” un tiempo compartido.

Con el verano llegan  los días de playa para estar en familia, divertirnos y aprovechar las ventajas que ofrece el mar como medio natural, para potenciar el desarrollo  en  niños o niñas  que presentan este trastorno.

El Sol es nuestro amigo

Protegerse del sol es imprescindible en esta época estival para que nuestra piel no se queme. ¡Dejemos que se pringuen con la crema solar! Que la toquen y se hagan un masaje mientras la extienden. ¿Quién no ha hecho dibujos al echar la crema en la espalda?

sunblock-1461397_960_720

Jugar con la arena

La arena es un medio muy estimulante en cuanto al tacto se refiere. Podemos jugar a enterrarles los piés, preguntarles donde están para incentivar su movimiento y sacarlos de debajo de la arena; podemos esconderles bajo la arena un pez “nemo” o cualquiera que tenga contraste y jugar a que los encuentren:  llenar un cubo y volcarlo para vaciarlo y simular un tambor dándole con la pala… llenar el cubo de agua y ponerles dentro un juguete que se hunda y lo tengan que sacar…

castle-1423347_960_720.jpgSi la mojamos podemos moldearla y hacer figuras y castillos de arena, pero, ¿y si hacemos un asiento de barro que se adapte a cada niño y a la vez proporcione una temperatura agradable? Mantendremos el tronco y las caderas alineados y al estar en contacto con su piel le dará mucha información de su cuerpo.  Para niños más sensibles a la arena, se puede colocar un pañuelo fular que le proteja de la textura de la arena. Un lugar estupendo para merendar, jugar o descansar.

Pasear por la orilla

Dar paseos por la orilla estimula la circulación y a su vez proporciona un estímulo táctil y propioceptivo debido a la temperatura fría del agua y a la presión en la planta del pie de las piedras pequeñas, activa la circulación y mejora la coordinación y el equilibrio.

Buscar conchas o piedrecitas

sea-1337565_960_720Clasificarlas por tamaño, forma o color puede ser otra actividad muy motivante para los niños, los cuales al agacharse estarán fortaleciendo la musculatura de sus miembros inferiores y el control de su tronco.

En el agua

Dentro del agua, podemos jugar a salpicar agua, lanzar pelotas o desplazarnos de un lado a otro haciendo carreras imitando a animales como los delfines o a los peces. El agua puede facilitar por un lado los movimientos, pero por otro también lo resiste, haciendo así que el trabajo muscular sea mayor casi sin darnos cuenta.

girl-2501102_960_720Si la playa nos lo permite por la profundidad, podemos sentar a los niños o facilitarles la bipedestación cerca del rompeolas cuando sean olas sueves, para que el empuje de la misma provoque respuestas de ajustes musculares y mejore el equilibrio y con ello el control postural.

Como vemos, la playa es un lugar en el que, aparte de refrescarnos, los niños aprenden descubriendo. ¡Disfrutemos y aprovechemos este regalo de la naturaleza!

APRENDER JUGANDO, CRECER EXPERIMENTANDO.

NOTA: El grado de capacidad es diferente en cada niño y en cada momento del mismo. Las pautas dadas por el profesional de referencia están por encima de este artículo, pudiendo ser un aporte de ideas generales. Se trata de que esta actividad sea agradable, si no es así deberemos analizar y modificar la actividad.

Publicado en Desarrollo infantil, motricidad, Parálisis Cerebral Infantil, Sin categoría, Terapias

El Juego en niños-as con Parálisis Cerebral

Lidia
Lidia Parra Sánchez Fisioterapeuta y Co-Directora de InterActúa

El juego es una de las herramientas pedagógicas más poderosas para favorecer el aprendizaje. De forma natural, niños y niñas aprenden y descubren a través de la manipulación y las emociones, siendo estas experiencias continuadas las encargadas en generar nuevas conexiones cerebrales.

Mediante el juego el niño percibe sensaciones y estímulos agradables que le hacen disfrutar de su movimiento, favoreciendo la conexión social al compartir dichas experiencias y aprendizajes.

Desarrollar esta estrategia pedagógica, como es el juego, en niños o niñas con parálisis cerebral (PC), es una tarea, cuyo resultado  aporta muchas satisfacciones en estos niños, así como a nivel profesional y familiar, teniendo en cuenta  las siguientes pautas:

Adecuar el juego al nivel cognitivo que tenga el pequeño/a

Se puede jugar con un mismo elemento y darle connotaciones diferentes, dependiendo a quien vaya dirigido. Por ejemplo, un simple pañuelo nos puede dar mucho juego:

  • Utilizando un trozo de tela, jugamos al cucú-tras con el niño, podemos colocarlo delante de nuestra cara y soltarlo a la vez que lo soplamos para que el pañuelo vuele.
  • Ocultar objetos debajo del pañuelo y que el niño las tenga que encontrar o esconderlo en algún lugar donde asome sólo un trocito para que lo encuentre rápido o bien completamente y jugar a frio/caliente.
  • Anudar el pañuelo a su tobillo y que lo tenga que desatar. A correr con el pañuelo y volarlo, a sentarnos encima pensando que es una alfombra voladora, o un mantel de una mesa para tomar el té….. y así sucesivamente, siempre abiertos a la creatividad de cada persona y a la colaboración del niño.Talleres1

Preparación del entorno

La preparación del entorno para la actividad es de gran importancia, al tratarse de la puesta en marcha del sistema motor para poder realizar el juego de forma activa. El lugar donde vamos a jugar y el manejo motor que vayamos a realizar con el niño deberá ser siempre siguiendo esta regla:

  • Juego Fácil = Menor Manejo Motor
  • Juego Complejo= Mayor Manejo Motor
  • Máxima función = mínima ayuda= mínima expresión patológica.

IMG_7704Es recomendable tener los juegos preparados cerca de donde nos vamos a situar con el niño, para no interrumpir el juego y no perder así la atención del niño. Es buena idea preparar dos o tres juegos para recurrir a otro si vemos que no es lo suficientemente motivante para él.

La preparación del entorno incluye elegir bien el lugar donde vamos a jugar: colchoneta, o tatami de casa, en una silla, delante de un espejo, en el parque, la piscina o playa… al igual que también debemos tener en cuenta que el lugar esté iluminado pero que la luz no moleste en los ojos, ya que algunos niños les puede influir en la confortabilidad sensorial visual y rechazar el juego por este motivo, pensando nosotros que puede ser que no le guste el juego elegido.

Presentación del juego

Una estrategia para fomentar la motivación mientras que el niño está esperando para jugar, es realizar un juego de búsqueda haciendo partícipe el niño, ya sea eligiendo los juguetes, adivinando a lo que vamos a jugar (tipo veo veo) o  anticiparle mediante sensaciones táctiles si lo necesita. La anticipación es necesaria para todos los niños, aunque queramos trabajar mediante un aprendizaje por descubrimiento, ya que cantarles la misma canción antes de ir a jugar ya supone una activación de la alerta para una situación agradable, placentera y de disfrute.

La estimulación que realizamos en la presentación  y durante la actividad, tendremos que realizarla acorde a las respuestas que nos ofrecen, pues podremos elevar el tono de voz para niños de carácter más hipotónico, hacer cambios de volumen  o presentar la actividad una vez hayamos bajado al niño de la silla, presentarla con un volumen bajo en el caso de niños atetósicos o espásticos  que puedan subir el tono o desencadenar un espasmo por la emoción.

Durante el juego

Debemos de tener en cuenta sobre todo los tiempos de espera. En muchos niños ocurre que las respuestas son lentas y deben organizarse para que se produzca el movimiento y la interacción en el juego, sin embargo en otros niños encontramos respuestas rápidas con grandes amplitudes articulares que llevan a movimientos poco precisos, para los cuales debemos de conocer el manejo motor y darle estabilidad desde los puntos clave para ayudarles a organizar el movimiento.

hijos

Fin del juego

La actividad debe de terminar justo antes de que el niño tenga cansancio motor o  veamos que la atención va disminuyendo, es decir, cuando veamos que está perdiendo la motivación. Así, retiraremos el juego, diremos que se ha terminado la actividad, cantándole una canción que asocie a final y le resulte un final agradable.

En este momento es importante reflexionar sobre las actividades y el manejo motor que se ha realizado, terminar con buenas sensaciones es notar que el tono postural del niño se ha normalizado  y al final del juego sus movimientos han sido más precisos, más coordinados, más eficaces. Disfrutar de la actividad es el gran objetivo que debemos alcanzar, si se disfruta, se aprende y se quiere volver a jugar…..y a aprender….

…APRENDER JUGANDO, CRECER EXPERIMENTANDO

 NOTA. El grado de capacidad es diferente en cada niño y en cada momento del mismo. Las pautas dadas por el profesional de referencia están por encima de este artículo, pudiendo ser un aporte de ideas generales. Se trata de que esta actividad sea agradable, si no es así deberemos analizar y modificar la actividad.

Publicado en Asperger, atención temprana, Autismo, Desarrollo infantil, Logopedia, Sin categoría, Terapias, Trastorno lenguaje

La Familia: un pilar fundamental en InterActúa

Ana Fuentes Martinez
Ana Fuentes Martínez. Psicóloga y Especialista en  logopedia. Co-directora de INTERACTÚA

La relación entre los profesionales de Atención Temprana y la familia, debe y tiene que basarse en la confianza y en la transparencia, una máxima que valoramos con especialidad sensibilidad en InterActúa, donde la Atención Temprana es vital. 

Soy madre y estoy contigo

Es un hecho, la incertidumbre que suele acompañar a una familia, cuando acude a un centro especializado en busca de respuestas: “algo no va bien”, “qué sucede”, “qué podemos hacer”,  son las cuestiones más comunes junto a  sentimientos encontrados y dudas que transmiten en su mirada y que como madre, “las hago mías”, a pesar de la  mucha experiencia y  años que transcurran, porque su angustia, es también la mía.

Recuerdo mis primeras entrevistas, cuando comencé a trabajar en Atención Temprana y recibía a las familias junto con sus hijos: un caos total. Lo más habitual era, que uno de los padres estuviera más preocupado entreteniendo a su hijo para que no tocase nada, se llevase algún objeto a la boca o  intentar acunarlo para tranquilizarlo y así poder mantener una conversación, muy dificil de conseguir en una sala infantil, acondicionada con juguetes.

Fueron mis inicios y pronto entendí la necesidad de realizar esa primera entrevista a solas con los padres o tutores, con el objetivo por un lado, de “sentirse escuchados” sin ningún condicionante que les impidiese expresas sus preocupaciones, emociones o  sueños de futuro y por otro lado, como profesional, para conocernos desde la importancia de  establecer un equipo.

Un camino que se hace en equipo

Para InterActúa, la base fundamental para alcanzar el éxito ante cualquier tratamiento en Atención Temprana se basa en el trabajo en equipo, que está integrado  por todas aquellas personas que estén cerca del niño desde los padres, abuelos, docentes, profesionales de atención temprana e incluso mascotas. Todos tenemos que formar un engranaje perfecto que nos permita avanzar en sintonía, con positivismo y hacia la consecución de logros.

El proceso de este camino, donde “desconocemos el destino”, comienza por la necesidad  de estas familias de un tiempo para asentar la nueva situación,  guiada en todo momento por nuestros profesionales y sintiéndose acompañadas.

Son muchas las dudas y preguntas por hacer y ya en las primeras sesiones la pregunta estrella es “cuando hablará” y ahí es cuando intentamos haceros ver que nuestras metas van a ir a corto plazo y que vamos a subir las escaleras peldaño a peldaño para no caernos, porque un traspié nos puede hacer mucho daño.

family-457235_960_720En este sentido, es muy importante que la familia adopte un papel activo, en la estimulación de su hijo. Y nuestra responsabilidad como profesionales, es dotarles de estrategias y mantener una escucha activa de sus necesidades.La mirada inicial de angustia, que nos encontrábamos en la primera entrevista, puedo decir que en las primeras sesiones se transforma.

Caminamos juntos

niñoComenzamos a jugar, comenzamos a estimular, los padres comienzan a conectar con sus hijos y comenzamos a ver un cambio en la mirada tanto del niño como de sus padres y comienzan a llegar los primeros logros.

Es un trabajo muy bonito y emocionante, por muchos niños y niñas que vea, por muchas sesiones que haga me sigo emocionando cada día.

Son muchas las familias que han pasado por “mis manos”, en sesiones que  hemos tenido de todo risas, llantos, vómitos, las primeras palabras que podían ser desde “coche” a “cocodrilo”. Temporadas buenas y temporadas malas y también malísimas,  para eso estamos los profesionales de la atención temprana, para apoyaros y ayudaros a levantaros cuando lo necesitéis. Porque si es difícil ser padre, a vosotros os lo han puesto un pelín más difícil.

hijosHace una semana dimos el alta a un niño con 10 años, que comenzó “su camino” en InterActúa, con 2 años de edad. Qué bonito fue cuando al hablar con su madre me decía un simple “GRACIAS, gracias por estar ahí, por acompañarnos y guiarnos”.

Me quedo con esas palabras, porque ese es el papel de un profesional de la atención temprana. ACOMPAÑAR Y GUIAR A LA FAMILIA.

Publicado en atención temprana, Desarrollo infantil, Logopedia, Sin categoría, Terapias

Motricidad Orofacial

Melani Sola Logopeda
Melani Sola Logopeda de InterActúa

“Es el área de la logopedia que aborda el estudio del Sistema Estomatognático, sus funciones y la prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento de sus disfunciones” Comité de Motricidad Orofacial da SBFa. Documento oficial 01/2001

El Sistema Estogmático

Es la combinación de todas aquellas estructuras, sistema nervioso y órganos que participan en la respiración, succión, deglución, masticación y fonoarticulación.

Lo componen: labios, lengua, dientes, músculos, huesos, articulaciones, tejidos nerviosos y nervios que controlan estas estructuras, realizando las siguientes funciones:

  • Funciones vitales: respiración, succión y deglución.
  • Funciones adquiridas: masticación y fonoarticulación.

Cómo evaluarlo

Primero se realiza una entrevista inicial donde se tiene en cuenta la anamnesis miofuncional. A continuación, se realiza un protocolo general para posibles derivaciones. Seguimos con una evaluación muscular y finalizamos con una evaluación de las funciones: respiración, succión, masticación, deglución y fonoarticulación.

El siguiente cuadro recoge qué patrones son los correctos y cuales no, para llevar a cabo una evaluación:

0001 (1)

Fono-articulación

Destacar que todas las funciones anteriores deben ser óptimas para que haya una buena fono-articulación (emisión de voz y  fenómenos relativos a la formacion de palabras). Por ejemplo, si el niño come todo triturado y presenta un hipotonía a nivel facial (cara) es probable que el niño no articule bien y presente un lenguaje ininteligible, concepto  en el que profundizaremos en próximos artículos. 

Terapia miofuncional y señales de alerta

La Terapia miofuncional es una especialidad dentro de la logopedia como respuesta a las siguientes señales de alerta que pueda presentar el bebé:

  • Duerme o está siempre con la boca abierta.
  • Ronca.
  •  Presenta hipertrofia del tejido adenoide( vegetaciones).
  • Presenta hipertrofia amígdalar( amigdalitis).
  • Presenta rinitis alérgica.
  • Presenta desviaciones de tabique o cornete.
  • Uso de chupete más tarde de los 18 meses.
  • No come alimentos sólidos.
  • Come muy despacio.
  • Hace bola con la comida.
  • No mueve la lengua al masticar.
  • Mastica en bloque.
  • Chafa el alimento con el paladar y continuamente saca la lengua al tragar.
  •  Se fatiga al comer.
  • Presenta un habla ininteligible.

 

Publicado en Desarrollo infantil, Distrofias musculares, Fisioterapia Pediátrica, Parálisis Cerebral Infantil, Sedestación, Terapias

Parálisis Cerebral. La postura en el Aula

KODAK Digital Still Camera
Natalia Escánez Martinez Fisioterapeuta de InterActúa

El tratamiento postural es el diseño de la posición que debe adoptar el niño con parálisis cerebral en las diferentes actividades cotidianas. Es elaborado por el fisioterapeuta tras una valoración estructural, del control motor y de la actividad a realizar, y siempre atiende a una regla: conseguir con la mínima ayuda la máxima función. La postura juega un papel fundamental en la adquisición de los aprendizajes en los niños. Una buena alineación y simetría contribuyen a un mejor control postural y a su vez a crear un estado de alerta adecuado que permita la integración de toda la información que recibe en el aula, pero también en su día a día.

Cada niño es único, sus necesidades varían, y los profesionales que trabajamos con ellos somos los responsables de encontrar la mejor posición para cada uno.  Para ello, utilizamos mesas y sillas adaptadas y dispositivos ortopédicos como bipedestadores, adaptamos mobiliario o fabricamos asientos de gomaespuma que asegura la mejor posición en las diferentes situaciones que se dan durante la jornada de colegio: asamblea, actividades en mesa, alimentación, cambios posturales, horas de juego y tiempo de sueño, etc.

 

La variabilidad postural es esencial para el desarrollo del niño.  Las posiciones en la colchoneta, (decúbito prono, decúbito supino, lateral), la sedestación, la bipedestación, la marcha o cualquier otro desplazamiento han de formar parte de la rutina diaria.

KODAK Digital Still Camera
Postura decúbito prono que favorece la actividad extensora del niño-a

Cabe destacar la importancia del decúbito prono como postura que favorece la actividad extensora de la cadena posterior: se coloca al niño sobre una cuña boca abajo de forma que tenga que elevar la cabeza y los miembros superiores por encima del plano y en esta posición se solicita alguna actividad.

Por otra parte, la sedestación juega un papel fundamental en el aprendizaje y está presente en diferentes situaciones del día. El niño estará sentado, por ejemplo, en el aula durante la asamblea en el suelo en una sedestación larga, en un asiento de gomaespuma con una mesa delante para trabajar, a la hora de comer en otra silla y mesa distinta, o en el caso de alguna terapia, en un banquito sin mesa delante para así trabajar el control de tronco. De esta forma, cada lugar en el que esté sentado servirá también para diferenciar la actividad.

El tratamiento postural implica una variabilidad de posiciones durante el día. La frecuencia a la que se debe cambiar de posición el niño y el tiempo que debe permanecer en ella depende de cada niño y sus características.

Frecuencias diferentes Sedestaciones

La buena postura no es importante solo para favorecer el aprendizaje, sino también para mantener el sistema músculo-esquelético en buen estado y preservar la situación motora de los niños lo más estable posible, evitando compensaciones que den lugar a desalineaciones, asimetrías que compliquen la función motriz a largo plazo.

Según la forma en que posicionemos a los niños podremos por ejemplo elongar un grupo muscular que pueda estar acortado o hacer que otro se contraiga proporcionando mayor estabilidad, mejorando la calidad de la función.

Por otra parte, existe una clara evidencia científica sobre los beneficios cardiorrespiratorios, digestivos y circulatorios que se derivan de la puesta en pie en el bipedestador.

Conclusión

Podemos concluir que proporcionar una variabilidad postural y adaptar cada posición según las situaciones favorece el aprendizaje y estado global del niño, y por tanto su desarrollo.

Publicado en atención temprana, Distrofias musculares, Duchenne, motricidad, Parálisis Cerebral Infantil, recién nacido, Sin categoría

La importancia de la Bipedestación

 

28168679_1634578649956467_82109722490404838_n
Maria Luque Villodres Fisioterapeuta Pediátrica de InterActúa

La bipedestación o la capacidad de algunos seres vivos para andar sobre las dos extremidades inferiores , se comienza a apreciar parcialmente en el desarrollo normal del niño o la niña , aproximadamente a partir de los  cuatro meses, cuando mamá o papá lo sujeta y lo apoya en su barriga o en sus piernas. A los ocho o nueve meses empiezan a trepar e intentar ponerse de pie por si solos,  hasta que entorno a los doce meses consiguen una puesta en pie y marcha sin ayuda.

Podemos observar, que a lo largo de estas etapas, el niño o niña empieza a ponerse de  pié desde muy temprana edad, demandando menos ayuda y asumiendo cada vez más autonomía.

Importancia de la bidepestación autónoma

El desarrollo motor es un sistema de engranaje muy complejo, en el que todo se va complementando de manera que para llegar a una bipedestación autónoma, antes se han ido completando distintas etapas, en las que a través de una secuencia de movimientos, se va adquiriendo un esquema corporal,  una planificación motora, una base de sustentación estable, equilibrio, coordinación y fuerza muscular.

Existen muchos beneficios por los que la bipedestación debe de formar parte del día a día de nuestros niños como son: mejorar el sistema circulatorio, mejorar el sistema respiratorio, ayuda a evitar la osteopenia precoz, disminuye el riesgo de ulceras por presión, mejorar el sistema digestivo y bienestar psicológico.

Pero… ¿Qué pasa cuando estas etapas no se completan o alguna de esta facultades no esta al 100%?

Muchos de nuestros niños no son capaces de estar de pie por si solos y necesitan ayuda externa para conseguirlo. El hecho de que ellos no puedan mantener una bipedestación autónoma no significa que no la necesiten. Por esto mismo debemos adaptarnos siempre a sus necesidades dándoles la menor ayuda posible pero siempre guardando la máxima alineación cuando se ponen de pie.

Casos más comunes por los que no existe una bipedestación

Retraso psicomotor :  Existen casos en los que nuestros niños van un poco más lentos, y esto no significa que no vayan a andar o  a ponerse de pie, solo que les cuesta un poco más y necesitan ayuda para lograr los ítems del desarrollo a tiempo, para no perderse ni un segundo de su aprendizaje y disfrutar del movimiento, puede deberse a diferentes motivos:

  • Miedo al movimiento.
  • Bajo tono muscular por lo que les cuesta moverse.
  • Hipersensibilidad táctil (no soportan el tacto del suelo en sus pies)
  • Riesgo de subluxación de caderas por lo que deben de llevar ortesis o doble pañal limitando su movimiento.

Por ello debemos ayudar a los niños mediante la atención temprana a que aprendan a disfrutar del movimiento y que la bipedestación es una etapa fundamental para su desarrollo.

Parálisis cerebral infantil (PCI) y neuropatías: En un gran porcentaje de PCI y neuropatías, los niños no son capaces de lograr una bipedestación autónoma por lo que no obtenemos todos los beneficios anteriormente citados.

Además el gran problema de la bipedestación incluso con ayuda y el temor de muchos padres es: ¿Si mi hijo tiene una cadera luxada o subluxada como va a cargar? ¿Le va a doler? ¿Se le va a salir más? . En estos casos, debemos de valorar y ver al niño, ya que si hacemos que el peso que soporte sea el mínimo necesario y esté lo mejor alineado, no existe ningún riesgo y obtenemos todos los beneficios de los que hablamos.

En estos casos de cadera subluxada un trabajo de carga con las caderas colocadas en su rango máximo de coaptación puede incluso evitar una luxación completa.

Para ayudar al niño a mantener una bipedestación correcta tenemos desde las mismas manos del fisioterapeuta  hasta bipedestadores, parapodium, andadores, arnes y carril de marcha o Dafos , que prescritos y pautados por el profesional pueden dar mayor calidad de vida.

Distrofias Musculares: En estos casos, como es la distrofia muscular de Duchenne, los niños o niñas, pierden la marcha entre la edad comprendida de 9- 12 años, lo que supone que aparezcan problemas asociados como el sobrepeso y dificultades respiratorias entre otros. Todo esto provoca un gran impacto a nivel psicológico del niño y de las familias. Para intentar retrasar estos síntomas el máximo posible, es importante que sigan teniendo una puesta en pié y movimiento. Utilizaremos métodos como el arnés en carril de marcha, bipedestadores, andadores o Caliper  post quirúrgicos.

Conclusión

La bipedestación por tanto nos aporta, no solo beneficios estructurales, cardio-respiratorios, digestivos etc. sino también nos aportan un bienestar emocional y una mayor calidad de la interacción con el entorno y el aprendizaje.

Publicado en atención temprana, Enfermedades Raras, motricidad, Terapias

Enfermedades Raras pero no Invisibles

144189_90404_Actuar-a-tiempo-cuanto-antes-mejor-Esta-es-la-filosofia-con-la-que-trabajan-en-InterActua_G
Lidia Parra Sanchez, Fisioterapeuta Pediátrica y Co-Directora de InterActúa

El día de las Enfermedades Raras 2018, es el 28 de febrero

Una enfermedad es considerada rara, cuando afecta a un número limitado de la población total,  menos de 1 por cada 2.000 ciudadanos.  Entre el 6 y el 8% de la población mundial, aproximadamente, estaría afectada por estas enfermedades, o sea más de 3 millones de españoles

Afectaciones

Las enfermedades raras se manifiestan en torno a los 2 o 3 años,  pero son muy diferentes los distintos tipos de enfermedades,  y a su vez, podemos encontrar diferencias clínicas y diferentes grados de afectación siendo la misma enfermedad, es decir, el mismo diagnostico puede dar diferentes manifestaciones clínicas.

Las afectaciones pueden ser diversas, llevando consigo muchas de ellas graves problemas neurológicos o enfermedades degenerativas. Existen hoy entre 5.000 y 7.000 enfermedades raras distintas, que afectan a los niños en sus capacidades físicas,  mentales y en sus cualidades sensoriales y de comportamiento.

Diagnóstico

En muchos casos, el diagnostico es rápido y antes de los dos años de edad, pero en la mayoría de las ocasiones el diagnostico tarda alrededor de 5 años, por lo que muchos padres se sienten buscadores de diagnostico que explique la situación de salud en la que se encuentra su hijo en el día de hoy y sobretodo el pronóstico de la misma.

Por lo general, el diagnóstico es un proceso doloroso y desagradable para las familias, pues en muchos casos no lo encuentran rápidamente y deben someter a los niños a infinidad de pruebas, muchas de ellas las han realizar fuera de nuestra provincia, en Sevilla, Madrid o Barcelona y muchos de esos desplazamientos no son los únicos, sino que deben de ir realizándose a menudo. Esto conlleva un gasto económico grande, una falta de constancia en su intervención terapéutica y un desgaste psíquico y emocional familiar.

Trastornos

Cierto es que la mayor parte de las Enfermedades Raras suelen conllevar dificultades en el desarrollo del niño tanto a nivel motor como a nivel sensorial o intelectual, afectando seriamente a la autonomía.

Los trastornos físicos más comunes que podemos encontrar en general son los siguientes:

Trastornos del sistema musculo-esquelético. En él encontramos signos de contracturas musculares, acortamientos o desequilibrios musculares, desalineaciones óseas que mediante la fisioterapia se deben abordar.

Trastorno en el desarrollo. Esta dificultad se observa cuando los niños no pueden realizar las etapas evolutivas motoras según el desarrollo normal y con el apoyo del fisioterapeuta se aprende a realizar las etapas motoras.

Trastorno que aumenta con la fatiga. Importante tener en cuenta que muchas veces el sobreesfuerzo físico puede llevar a la fatiga y en muchas de las enfermedades raras, la fatiga puede estar contraindicada, ya sea por deterioro muscular o por desencadenante epiléptico.

Trastorno por deterioro funcional. cuando la enfermedad es degenerativa y el pronóstico es de pérdida funcional de habilidades motoras gruesas como la marcha, el control de tronco, ya sea por debilidad muscular o como por espasticidad o detenías. Tratamiento que la farmacología a veces, asociada a la fisioterapia tratan de retardar y/o frenar los síntomas.

Trastorno ortopédicos. Muchas de las enfermedades llevan inherentes desalineaciones del sistema musculo-esquelético por ejemplo, escoliosis, pies equino-valgas o equino-varos, malformaciones articulares o de huesos largos…. etc,  Por lo que muchos de los niños que presenten este tipo de trastorno, deberán ser valorados por el médico-especialista donde propondrán el tratamiento ortopédico que cubra sus necesidades

Trastornos asociados. Como pueden ser, cognitivos, conductuales, sociales o de la comunicación, para ello habrá que valorar con el resto del equipo las necesidades del niño.

Intervención

Por tanto la intervención precoz y el abordaje multidisciplinar de un equipo especializado, junto a la integración de un proyecto educativo adaptado que cumpla con las necesidades del niño, juegan un papel fundamental en la progresión de la enfermedad, y en  la búsqueda de las potencialidades del niño para poder desarrollar al máximo sus capacidades.

Convivir con una enfermedad poco frecuente, significa enfrentarse a una serie de características propias que se plantean a lo largo del proceso por el que se camina, camino, del que nunca se está preparado y al que nadie se enseña para poder estarlo.

El apoyo entre padres es fundamental en una situación así, pues las vivencias se comparten desde una empatía inigualable. Es por ello que existen muchas de las asociaciones, que no solo tratan de dar apoyo familiar, sino que trabajan en grandes proyectos de investigación, proyectos de rehabilitación, que no sólo favorecen el conocimiento y la investigación sobre la enfermedad, sino que llevan consigo un camino de fuerza y esperanza.